13 de setembre 2007

La Liga reserva 10 millones de euros para retransmitir los partidos de fútbol

Sin noticias de acuerdo en el frente futbolístico y a punto de concluir la tregua en forma de ultimátum, la Liga de Fútbol Profesional ha empezado a hacer cuentas para cumplir su 'amenaza'. El resultado de las sumas: 10 millones de euros, el precio del alquiler de los equipos para entrar en los campos y distribuir la señal de los partidos.

En el organismo que aglutina a los clubes nadie espera poder encender la pipa de la paz para que la fumen Mediapro y Sogecable. El optimismo es tan escaso repecto a la posibilidad de acuerdo que en el presupuesto negociado por la Liga con las productoras calcula los costes para garantizar la emisión de los partidos toda la temporada.

"Ya hemos hablado con las empresas para tener diez unidades móviles y distribuir la señal en función de los contratos firmados", ha precisado a elmundo.es un directivo de la Liga. "Lo importante no es lo que cuesta, sino solucionar la situación que está deteriorando el producto de los equipos".

En la práctica, la intervención de la Liga persigue volver al panorama previo al conflicto abierto entre Mediapro y Sogecable a cuenta de los derechos audiovisuales del fútbol. Esto es, la LFP distribuiría la señal directamente para garantizar la emisión de un partido en abierto los sábados, otro en Canal+ los domingos y ocho en la modalidad de pago por visión, además de la señal internacional que corresponde difundir a Mediapro.

En cualquier caso, eso no se produciría hasta la cuarta jornada, los próximos 22 y 23 de septiembre, "porque para este fin de semana no nos da tiempo".

Ya lo advitió la Comisión Delegada el pasado viernes. Las empresas tenían una semana para llegar a un acuerdo y el plazo termina el viernes sin que se haya organizado siquiera una reunión entre las partes enfrentadas. De hecho, la Liga ya ha convocado una asamblea extraordinaria el próximo viernes para adoptar las medidas necesarias.

Entre ellas, la contratación de las diez unidades móviles y la aprobación del gasto de 10 millones de euros, que la Liga no recuperará mediante la venta de la señal. "No nos preocupa eso ahora, sino solucionar una situación que afecta a los clubes", ha alegado un directivo de la LFP, "luego ya veremos el tema del dinero".

¿Y si la guerra acaba antes que la temporada? "Nosotros presupuestamos para toda la temporada y si se soluciona antes de que termine la Liga, se renegocia el precio con las productoras. Lo que no podemos es estar así todos las semanas".

Visto en ElMundo.es